La Giganta y Guadalupe

La Giganta y Guadalupe

El trabajo del fotógrafo mexicano Miguel Ángel de la Cueva se enfoca en documentar el patrimonio natural, cultural y paisajístico de ambientes desérticos. Ha sido becario del programa Jóvenes Creadores del FESCA/FONCA del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), y ha sido acreedor dos veces a la beca de divulgación del patrimonio.

Ha explorado la península de Baja California por más de ocho años; su libro “Oasis de Piedra”, una representación de los desiertos de Baja California con textos de Bruce Berger, fue galardonado con la medalla de plata de la ExpoBook America en Nueva York en el 2006. Es miembro de la Liga Internacional de fotógrafos para la Conservación (iLCP, por sus siglas en inglés), con quienes ha participado en 4 expediciones R.A.V.E. (Rapid Assesment Visual Expedition).

Acaba de terminar una exploración por la Giganta y Guadalupe, dos de las sierras más prístinas y escarpadas de la península de Baja California en México, junto con el Doctor Exequiel Ezcurra –uno de los ecologistas más reconocidos de México– y con Bruce Berger – que ha sido galardonado con el Western States Award.

Durante esta gran aventura, cuya duración fue de 13 meses, develaron bosques reliquia y exuberantes oasis, escondidos en las cimas de montañas y cañones remotos; su inaccesibilidad ha mantenido estos ecosistemas de forma silvestre pues se encuentran lejos del alcance del ganado, leñadores, proyectos de minas de cobre y hasta del turismo no regulado. El propósito de este proyecto es la creación de un libro que promueva la conservación de 1,500,000 hectáreas vírgenes en estas sierras.

Esta expedición requirió de una logística compleja, así como de viajes en mula de hasta cuatro semanas, pues buscaban inspeccionar picos volcánicos –a alturas de entre 1500 y 2000 metros– e internarse en cañones de hasta medio kilómetro de profundidad.

La Asociación de Historia Natural Niparajá A.C., el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) utilizan actualmente dichas fotografías y textos en foros públicos y gubernamentales, para reforzar la creación de nuevas políticas para su conservación.

De entre la rica biodiversidad que alberga esta cordillera de montañas, se encuentra una subespecie de borrego cimarrón (Ovis Canadensis weemsi) listado como en grave peligro de extinción por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), una subespecie endémica del árbol del álamo conocido como Güeribo, así como una subespecie endémica de orquídea parásita morada. Además, su herencia cultural incluye pinturas rupestres de más de 7,500 años de antigüedad.

La expedición significó la primera documentación visual de estas montañas y ésta busca concientizar al público respecto a su importancia. Baja California y su famoso litoral han estado bajo mucha presión debido a los grandes complejos turísticos y desarrollos residenciales que explotan recursos tales como el agua dulce; es nuestro deber proteger estas montañas y sus recursos invaluables.

El libro “La Giganta y Guadalupe” será presentado en el invierno de 2010 y su sitio web será lanzado muy pronto. Para mayor información y apoyar esta gran iniciativa, favor de escribir al correo contacto@miguelangeldelacueva.com; no olviden visitar la página www.miguelangeldelacueva.com.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *