¿Qué entendemos por proteger y cuánto está protegido hasta la fecha?

Usamos el término “áreas protegidas” tal y como se define en las directrices de 2008 de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN, y que significa áreas definidas, formalmente dedicadas y gestionadas para la protección de la naturaleza.  La conectividad entre áreas protegidas puede obtenerse mediante diferentes mecanismos de conservación que variarán dependiendo de las condiciones locales o de los requerimientos de una especie en particular. El objetivo es garantizar que todo el sistema funcione correctamente.

DZU 20090713 062624 _DZU0507_c

Según informa Naciones Unidas, tan solo el 14% de la superficie terrestre del planeta está protegida. Además, muchas de estas áreas protegidas carecen de financiación suficiente y por lo tanto no pueden ser gestionadas de manera adecuada. Sin embargo, esta estadística no incluye la Antártida –que representa 10% de la superficie terrestre y aun se conserva silvestre—ni los grandes territorios bajo manejo de conservación indígena, o numerosas áreas protegidas privadas. En base a esto, el porcentaje real de superficie del planeta bajo protección formal es significativamente mayor que 14%, y aun así, sigue siendo mucho menos de lo que se necesita realmente.

Las buena noticia es que lo que ya está protegido es significativamente menor que lo que todavía queda prácticamente intacto y por proteger. Un estudio de Conservación Internacional realizado en 2003 indicaba que el 39-44% del planeta todavía permanecía relativamente silvestre, con densidades de poblaciones humanas muy bajas. Nuestro reto es proteger formalmente esas áreas y restaurar otras.