Boulder, Colorado, Estados Unidos

Boulder, Colorado, Estados Unidos

La Mitad para la Naturaleza en Boulder.

Con un 68% de superficie protegida, el condado de Boulder representa mejor que ningún otro a una población La Mitad para la NaturalezaMR. Pero ¿qué significa esto para las personas y animales que viven ahí? Con más de 500 especies de fauna, una cornucopia de ecosistemas que incluyen extensas praderas, bosques y montañas nevadas, y más de 370 kilómetros de senderos de montaña, esto se traduce en ser capaz de salir de tu casa y caminar hasta una arboleda que ha perdurado desde la última glaciación, o avistar ocasionalmente una rara mariposa que depende de una única especie de flor silvestre para su supervivencia.

Un Legado

Aunque los residentes de Boulder podamos disfrutar de más de 370 kilómetros de senderos, raras orquídeas, varios “cuatromiles” y más espacios abiertos que terrenos construidos, cuando subes a tu mirador favorito y te sumerges en el espléndido paisaje ¿te has parado alguna vez a pensar cómo llegamos a tener todo esto? Ruth Wright, pionera con toda una vida en la defensa de la naturaleza de Boulder, nos cuenta su historia sobre las novedosas estrategias que se emplearon para mantener silvestre el 68% y sus reflexiones sobre lo que todavía queda por hacer.

Entre un Refugio y una Especie Extinta

Si eres fan de la película E.T. El Extraterrestre, seguro que recuerdas una escena en la que Elliott, tras un enlace emocional con E.T., libera las ranas que iban a ser diseccionadas en su clase de ciencias naturales. En un momento caótico, Elliott besa a la niña mientras las ranas escapan brincando hacia su libertad. Lo que a lo mejor no sabías es que la rana que se solía usar en estos experimentos era la rana leopardo, una especie abundante en el pasado que está hoy a un paso de ser incluida en la lista de especies amenazadas. Por suerte las tierras silvestres de Boulder han garantizado que el condado siga siendo un baluarte para el amenazado anfibio. Sin embargo, proteger tierras no es suficiente porque, incluso en Boulder, la invasión de especies exóticas, la ganadería y la pérdida de hábitat están poniendo en peligro este santuario y las especies amenazadas que alberga. Acompaña a Christine Prah, bióloga de Boulder, en sus esfuerzos por rescatar a esta escurridiza especie.

Alcanzar el Equilibrio

Con más de 5 millones de días de uso al año por sus miles de usuarios los espacios abiertos de Boulder son más populares que los parques nacionales de Rocky Mountains o Yosemite, y no deja sombra de duda de que la naturaleza de Boulder es muy apreciada. Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones, este amor puede hacer mucho daño. El pisoteo continuo de los paseantes, los perros y los ciclistas de montaña están dejando su huella en las áreas naturales de Boulder causando enfrentamientos entre los defensores del uso recreativo al aire libre y los conservacionistas con prioridad por los espacios silvestres.